Osuna (Sevilla) 15 may (EFE).- El joven novillero peruano Joaquín Galdós destacó por su clase, variedad y sentido de la expresión en el primer festejo de la Feria de Mayo de la localidad sevillana de Osuna, en el que había entrado sustituyendo al anunciado Ginés Marín. Curro Durán se esforzó y Lagartijo mostró detalles.

Se lidiaron seis utreros de Julio de la Puerta, bien presentados y de buen juego global. Destacaron por su juego primero, tercero y quinto, para el que se pidió con insistencia el indulto aunque el presidente sólo le concedió la vuelta al ruedo póstuma.

Curro Durán, oreja y vuelta al ruedo tras aviso

Anuncios