Madrid (España). Luis Miguel Castrillón, tras debutar recientemente con picadores en Manizales el pasado 5 de diciembre, no para de cosechar triunfos por la geografía americana. El 5 de febrero en Medellín ratificó todo lo apuntado anteriormente en la temporada de su despegue al cortar dos orejas a su segundo novillo.

Su actual apoderado, José Antonio Campuzano, acompaña al novillero colombiano en la difícil andadura del toreo, planteando una temporada en la que intentarán torear en España buscando las plazas de máxima responsabilidad. ‘Aparte de sitios de más rodaje, como Peralta, nuestra idea es, a partir de junio, poder torear en todos sitios, como las novilladas de Sevilla, Madrid y Valencia en julio. procuro mantener un contacto permanente de cara a un futuro’.

Campuzano lleva al lado de Luis Miguel dos años: ‘Le vi en Colombia y muy pronto me di cuenta de las condiciones que tenía, de modo que se vino conmigo a España, que es donde se ha hecho como torero. Siendo colombiano -continua José Antonio– no se encierra, es un torero para disfrutarlo, con una clase especial. Es un torero para todo el mundo’. 

JOSÉ Mª DE LA ROSA

Anuncios